El primer día desastroso

Martes 20 de febrero, 11:50 de la noche

Piso de Viola, Viviana y Marita

Calle Luis Montoto, Nervión, Sevilla

Como dice el viejo adagio, todo lo que sube, tiene que bajar. Y ese fue el caso del día de hoy en Sevilla.  Se suponía que hoy fuera el día que no íbamos a mudar a nuestro piso en Los Remedios.  Después de despertar en el albergue de jóvenes, recogimos las maletas y fuimos a la universidad a esperar que dieran las 1:00 de la tarde.  A esa hora, podíamos ya entrar al piso y meter todas nuestras cosas. 

Como quiera, fui con Carlitos a ver el piso, para notar las cosas que hicieran falta.  Para mi desagradable sorpresa, el piso no estaba arreglado como me habían prometido.  Allí estaba el señor encargado del edificio, trabajando a todo vapor para hacer habitable el piso.  Estaba cambiando todas las bombillas, y viendo las conexiones eléctricas.   

No estaban las camas, escritorios y comedor que nos habían prometido.  Para resolver, las camas las buscaron en ático, estaban todas viejas.  Y tampoco habían escritorios.  El gigántesco piso de 5 cuartos estaba desértico, y nos iban a cobrar 800 euros mensuales.  Peor aún, hay que pagar la luz, el agua y el gas por separado. 

En verdad me frustré.  Gracias a Dios, al parecer por una señal de Él, no hubo oportunidad para firmar contrato.  Nos largamos del piso son tener la oportunidad de mudarnos, ya que no estaba listo para recibirlo.  Lo peor de todo fue que corté mis tres clases para lidiar con esa situación, al entender que tener techo donde vivir es mucho más importante en este momento. 

Entonces, a Carlitos, quien me había acompañado por todo el día, le entró una migraña horrible, que le recorrió todo el cuerpo.  Estuvo todo el tiempo que estuve trabajando en el piso incapaz de pararse, por el dolor que sentía.  Asi que tenía doble responsabilidad…bregar con el piso y velar a mi roommmate… 

Nada, cuando Jorge salió de clases, le di la tarea de encontrarnos un sitio donde dormir.  Y lo hizo rápido, habló con Viola, Marita y Viviana y nos dejaron quedarnos en su piso. 

Pasar la noche con ellas en verdad me ha tranquilizado.  Hablé con toda mi familia y también me tranquilizaron.  Mañana empiezo otra vez la búsqueda por piso, porque no pienso quedarme en aquel sitio tan vacío y tan caro.   

Existe la posibilidad de que nos repartamos entre las muchachas para vivir, ya que entre los dos pisos, hay cuatro camas libres.  Pero ya veremos. 

Bueno, los mantengo al tanto.

Anuncios

1 Response to “El primer día desastroso”


  1. 1 Zoe mayo 21, 2012 en 9:51 pm

    A todos nos pasan diversas cosas, veamosle el lado positivo a todo como en este video http://mueretedelarisa.com.ve/a-cualquiera-le-pasa/ es bastante gracioso y bueno, hasta el mas importante tiene malos ratos en la vida.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: