Archivo para 28 marzo 2007

¡Pa’ Madrid!

Mañana a las 5:00 de la tarde parto a visitar Madrid por primera vez.  Claro, estuve en la capital cuatro horas el 11 de febrero, pero no salí más allá de las puertas del aeropuerto. 

Estoy bien emocionado por mi visita a Madrid, ya que allí pasaré el fin de semana, hasta el martes, compartiendo con todas mis amistades de Puerto Rico que están haciendo el intercambio allí.  También, el viaje de seis horas de Sevilla a la capital será en bus, otra nueva experiencia para mí.  

Por otro lado, hoy compré mis pasajes y estadía en París, que estaré visitando del 31 de mayo al 4 de junio con mi hermano Luis.  Indudablemente será tremenda experiencia compartir ese viaje con mi hermano. 

Bueno, ya saben donde estaré, si no publico durante el fin de semana.  Pienso llevarme la computadora para ver si me puedo conectar, aunque estoy conciente que mi tiempo será limitado, con tanta cosa que hacer en Madrid.

Re-construcción

Saludos a todos.  Les presento el blog de mi gran amigo y “roommate” en Sevilla, Carlos Martínez.  La bitácora se titula Re-construcción, les ofrecerá otra perspectiva de todas nuestras aventuras por España y también presenta la búsqueda de Carlos de acercarse más a su pasado, que tiene raíces españolas.  Para visitar Re-construcción, apriete aquí

Algunas imágenes de Sevilla

A continuación algunas fotos que tomé en mi caminata por Sevilla el pasado domingo.  No me arrepiento para nada de haber escogido esta ciudad como mi hogar por seis meses.

100_1212.JPG

Sevillanos y turistas aprovechan la llegada de la primavera a orillas del Guadalquivir.

100_1222.JPG

Llego la primavera en el paseo Cristobal Colón…al fondo, la Torre del Oro.

100_1253.JPG

Uno de los cruceros cruza el Guadalquivir, con la Giralda de fondo.

100_1281.JPG

La Giralda, símbolo de la ciudad.

Madre Patria

“Y es Madre Patria porque cuando entramos en contacto con ella, el
corazón nos da un vuelco y nos sentimos parte de ella.”
 

Esas fueron las palabras en un correo electrónico que me enviaron mi Abuela Lourdes y mi Abuelo Ulpiano hace par de días.  Y quiero decirles que tienen toda la razón. 

Ojala todos los que están leyendo este post hayan tenido la experiencia de visitar España, o que puedan venir algún día.  La verdad es que apenas he visitado tres ciudades: Sevilla, Cádiz o Valencia.  Pero en cada una de ellas, he podido ver un poco de Puerto Rico. 

Caminar por los centros de esas ciudades es como caminar en el Viejo San Juan.  Cuando regrese a Puerto Rico, finalmente entenderé la razón por la cual nuestra antigua ciudad es como es.  De hecho, Valencia, Cádiz y Sevilla estuvieron en un momento de la historia totalmente amuralladas, al igual que San Juan. 

Y la gente…por lo menos los sevillanos.  Por cualquier cosa, te hablan.  Un hola, un hasta luego, nunca faltan.  Muchas veces he estado perdido con el mapa, y rápido me preguntan para donde voy.  Muchas personas me han dicho que los españoles son unos amargados, pero esos al parecer están en el norte. 

He escuchado que los españoles que llegaron a Puerto Rico son del sur, de Andalucía.  Los andalucenses son personas alegres, fiesteras, iguales a los boricuas. 

Lo más probable piensen que hago este post para despreciar a la cultura estadounidense y todo lo que nos han dado.  Pero no se puede tapar el cielo con una mano.  Miren a ver si encuentran un poco de la historia de Puerto Rico en Washington DC. 

Puerto Rico es como es gracias a España.  Tenemos la lengua y la arquitectura.  Nuestra forma de ser, pues es una mezcla entre los españoles, los africanos y los taínos, nuestras tres razas.  Eso es lo único que nos difiere de la cultura española. 

Yo, a pesar de que llevo más de un mes, me siento parte de Sevilla.  Por que el corazón me da vuelta, y me identifico tanto con la forma de ser de esta ciudad, y me maravillo de cómo dos sitios tan distantes como Puerto Rico y España, sean tan parecidos.  Y es que finalmente entiendo cuando Marc Anthony dice en Preciosa, un ícono musical de nuestra puertorriqueñidad, “y tienes la noble hidalguía de la Madre España”… 

Hidalguía: Generosidad y nobleza de ánimo (Real Academia Española).

¿Qué son fallas? Algunas fotos…

100_0889.JPG

100_0924.JPG

100_0882.JPG

Fallas de Valencia

A horas de haber llegado de Valencia (11:00 de la noche del domingo), siento un desgaste completo en mi cuerpo, pero mi memoria ha creado un rincón para todos los recuerdos que me llevé de este fin de semana, el fin de semana de las Fallas de Valencia 2007. 

Todo empezó con el maratónico viaje en tren desde Sevilla.  Salimos el viernes a las 8:20 de la mañana, y llegamos a Valencia pasadas las 4:00 de la tarde.  Muchos pensarán que debe ser horrible pasar ocho horas en un tren, pero para mi fue todo lo contrario.  Ver pasar los distintos paisajes de España fue una experiencia enriquecedora para mí.  Además, el viaje es uno cómodo, los asientos están acomodados como un avión, con mesa personal y televisión con audífonos para escuchar la película.  Hay hasta más espacio para las piernas, y si te da hambre o tienes ganar de un traguito, puedes pasar por el vagón donde hay una cafetería que te mata el hambre y la sed. 

Una vez llegamos a Valencia, la alegría y el jolgorio de la ciudad se hizo sentir desde que llegamos.  Una parada de bandas musicales, de niños vestidos con ropa típica avivaban la avenida principal que pasaba justamente frente a la estación del tren.  Rápido noté que el idioma en los letreros no era español, si no que algo parecido.  Y es que los valencianos tienen su propio dialecto.  Aunque hablan perfecto español, al parecer lo escriben a su manera.   

Ese primer día, Jorge, Carlitos y yo decidimos caminar toda la ciudad, y literalmente hablando.  Caminamos como nunca, ya que Valencia, siendo la tercera ciudad más grande de España después de Madrid y Barcelona, pues lógicamente ocupa mucho más espacio que Sevilla.  Con mochila en la espalda, llegamos hasta la ciudad de ciencias y tecnologías, un complejo que alberga el acuario, museo y cine Imax de la ciudad.  Esas estructuras son un espectáculo para la vista, por lo innovador que son todos los diseños.   

Luego de caminar, visitamos el Centro de la ciudad donde estaban las mayorías de las fallas, y sus respectivas fiestas.  Las fallas me impresionaron.  Cuando hice el escrito anterior, no tenía idea el trabajo que los valencianos pasan para hacer estas gigántescas obras de madera.  Algunas eran del tamaño de un edificio de 7 pisos, y los detalles en los diseños eran realizados con la mayor precisión posible.  Uno se pregunta por qué pasar tanto trabajo, si todas menos la ganadora son quemadas al final del carnaval.  Pero eso es cultura. 

Hasta las 12 de la media noche hubo una parada con distintos grupos demostrando su talento.  Desde dragones chinos hasta personas disfrazadas de carros chocando, la variedad en la parada era exquisita.  En verdad me fascinó esa parte del carnaval.   

Una vez terminada la parada, pues la fiesta se mueve a donde están localizadas las distintas fallas.  Cada falla tiene su respectivo grupo de trabajo, y estos organizan fiestas en el área que están localizadas las fallas.  En cada rincón de la ciudad hay tarimas con música y comida, así que teníamos un sitio que ir cada 20 minutos.  Pero claro, también se aprovecha la situación para montar tarimas y barras que no se relacionan con ninguna falla, sino para los jóvenes.  Perdón si alguien que lee es de Valencia, pero tienen una adición a la piromanía increíble.  Esa ciudad parecía Irak en tiempo de guerra, cada 10 o 15 segundos sonaba un petardo.  Y no solo eso, sino que los españoles prenden cohetes que botan chispas mientras vuelan, pero en vez de lanzarlos al cielo, lo hacen al público.  Y ven eso como normal…tremendo corre y corre había en las fiestas de los universitarios.   

Algo bien curioso es que nos pararon dos muchachos porque no escucharon hablar y sabían que no éramos de España.  Uno de ellos de Valencia y el otro de Alabama.  El de Valencia nos dijo qué hacíamos en su ciudad si en Puerto Rico están las mejores mujeres.  Claro, no se lo negué.   

El segundo día pues visitamos los museos.  Me gustó mucho el acuario, tiene delfines, focas, morsas e impresionantes áreas de tiburones y peces de océano.  El de Ciencia y Tecnología no me impresionó mucho, pero uno que sí disfruté fue una exposición temporera del Titanic, que exhibían restos del legendario buque y documentación original.  Para mí, que me fascina la historia del Titanic, fue una experiencia que no olvidaré.   

Entrada la noche del sábado, nos encontramos con los puertorriqueños de distintas partes, y como buenos boricuas, formamos el jolgorio.  En verdad fue bien agradable pasar rato con caras conocidas de mi Isla, al igual que conocer más.   

El viaje fue una experiencia maravillosa.  Gracias a Dios, no tuvimos contratiempos de ningún tipo.  Valencia nos acogió y nos trató de lo mejor.  El viaje de vuelta en tren fue igual que el de ida, creo que solo dormí dos horas, el resto lo pasé viendo películas, admirando el paisaje y disfrutándome el momento. 

Curioso fue el sentimiento que sentí cuando llegué a Sevilla.  Aunque solo llevo aquí más de mes y medio, me sentí como sí estuviera en casa.  Creo que es que finalmente me he logrado identificar con esta ciudad que ha sido mi hogar temporero, y he empezado a apreciarla cuando paso tiempo fuera de ella.  

Me fui

Hola a todos…escribo ahora porque lo más probable no me vuelva a conectar hasta el lunes (a menos que consiga alguna señal en mi apartamento).  Mañana a las 8 de la mañana salgo para Valencia, en un viajecito de ocho horas en tren.  Se que la voy a pasar brutal, nos vamos a ver con todas nuestras amistades de Madrid, y NADIE PIENSA DORMIR. 

 Asi que si alguien está en Valencia, y ve un grupo de como 40 personas todos locos cantando La Borinqueña, no pregunten, somos  puertorriqueños.

Pero antes de irme, como este blog, además de contar mis experiencias, trata de educar al lector sobre España, pues tengo que explicar por qué me voy para Valencia este fin de semana en específico.  Este fin de semana se celebran las Fallas de Valencia.  En este festival, cada región de Valencia construye distintas fallas, o muñecos de papel o cartón los cuales son realizados para hacer críticas a la sociedad.  Políticos, símbolos, todo es hecho por los valencianos.  El lunes, en protesta social, queman todas esas fallas.  Lamentablemente no podré ver cuando las queman, ya que el lunes tengo clases y regreso el domingo.  Pero como buenos puertorriqueños, los que están de intercambio van al fiestón.

 Espero pasarla bien y no enfrentar mayores contratiempos.  Hasta luego.