Otro enfrentamiento

Hoy tuve mi tercer enfrentamiento con un profesor español, esta vez en la clase de Periodismo de Viajes.  Para que sepan, esa clase me ha dado mucho dolor de cabeza.   

La clase consiste en hacer una publicación de viajes durante el semestre en grupo.  La otra opción que te da el profesor es solamente hacer la parte teórica, lo que significa solo asistir a la clase teórica de una hora y coger un examen a final de curso.  En España, las clases son dos veces a la semana, un día una sección de dos horas y otro día una hora.  Como quiera, las secciones de dos horas siempre se acaban cuando la clase cumple la hora y media.  No se por qué. 

Nada, los grupos de la clase se dividieron entre sí, pero como yo no conocía a nadie, y ese día Jorge estaba enfermo, pues hice amistad con una colombiana, Silvia, y pues decidimos hacer el proyecto juntos.  Sin embargo, el profesor nos dijo que el grupo tenía que ser de cinco o más.   

La clase en que finalmente dividieron los grupos finales, tuve que faltar porque ese día fueron a cambiar el calentador de nuestro apartamento, ya que estaba dando problemas.  Jorge fue a la clase, y cuando regresó me dijo que dividieron los grupos.  Yo no fui, así que estaba sin grupo.  Empecé a contemplar la posibilidad de hacer solamente la parte teórica del curso, pero me dije a mi mismo que tenía que hacer todo lo posible por entrar a un grupo para conocer más gente y así tener una clase más dinámica.  

Pues ayer fue la parte teórica de la clase.  Una vez acabó, Jorge me presentó a su grupo, en el cual también estaba Silvia.  Me presenté, y no tuvieron problemas con que me uniera a ellos.  Entonces fui al profesor a preguntarle si me podía unir al grupo 3. 

“Ya yo no estoy aceptando gente en los grupos porque ya llevan varias semanas trabajando”, me dijo.  Quería hundirme…le expliqué que ya yo conocía a varios de ellos.  Entonces accedió a que me uniera a ellos por ahora, pero que no me prometía nada. 

Hoy llegamos a la clase, y me di cuenta de algo peor.  El máximo de miembros por grupo era de ocho, y conmigo eran nueve.  El profesor dijo que los grupos se reunieran, en lo que el iba grupo por grupo.  Cuando llega a donde nosotros, nos cuenta y ve que somos nueve.  Entonces pregunta quien era el de nuevo ingreso, y alcé la mano.  “Ah sí, me habías comentado ayer.  ¿El grupo no tiene ningún problema con esto, y estás al día en todos los trabajos?”.  Asentí. 

“Entonces yo tengo una bronca con usted”, me dijo.  “¿Por qué tengo que dejarlo entrar en este grupo después de cuatro semanas?”.  Le respondí, tranquilamente, que inicialmente yo estaba en el grupo con Jorge y Silvia, pero que él había dicho que teníamos que unirnos a otro grupo porque éramos pocos.  Pero que el día que se unieron, yo no asistí a clase.  “Vale”, me dijo.  Me preguntó mi nombre y me apuntó en el grupo.  Por primera vez en una semana, mi cabeza estaba libre de preocupaciones.  

Anuncios

0 Responses to “Otro enfrentamiento”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: